14 ene. 2017

El reloj de Marcel, de Alejandro Ibáñez

En El reloj de Marcel, soplan vientos de cambio. Las revueltas que comenzaron hace unos meses se han recrudecido y la calle ha dejado de ser un lugar seguro. En una ciudad sin nombre, capital de un país sin nombre, La Organización se esfuerza en mantener el orden que ha establecido convirtiendo en un pelele a la sociedad que un día le prestó su confianza. Para ello tiene a su servicio a toda una pléyade de siervos que siguen las órdenes dictadas por la cúpula sin hacer preguntas, evitando que el orden establecido cambie y consiguiendo así mantener las riendas de una sociedad que está consiguiendo despertarse de un profundo letargo en el que ha estado sumida. 
En mitad de todos estos cambios se encuentra Marcel, un relojero cercano a la tercera edad que vive ajeno a lo que está ocurriendo. Pero nadie puede vivir de espaldas a lo que le rodea. Su tranquila existencia se verá alterada por la visita de un joven que un día entra en su establecimiento. Este encuentro agitará fuertemente la conciencia de Marcel. Tanto que su subconsciente liberará algo que lleva mucho tiempo oculto, pero que no ha dejado de luchar por ver la luz durante décadas. En este viaje a la superficie de su verdadero yo, Marcel tendrá que enfrentarse a viejos temores y aprenderá a confiar tanto en las personas que siempre han estado a su lado como en aquellas que el destino, en su incontrolable devenir, ha querido que le sirvan de compañía para afrontar los acontecimientos que suceden fuera de su mundo.

El autor: ALEJANDRO CIFUENTES
(1978, Granada) 
Ha publicado en Ediciones Irreverentes El reloj de Marcel. Anteriomente la obra El caso número 7 fue su presentación como autor teatral. Previamente, ha participado en diversos montajes teatrales como actor, en obras como Fuera de Quicio y Cuadros de amor y humor, al fresco de Alonso de Santos, Tocados, de Laurent Baffie, Don Juan Tenorio de Zorrilla, Los cuernos de Don Friolera de Ramón del Valle-Inclán, Hamlet, de Shakespeare, Esta noche no hay cine, de Jaime Salom, Asalto de cama, de Juan Luis Mira o La otra orilla, de José López Rubio, entre otras.