7 ene. 2013

Amor líquido de Alonso de Santos en Conoceralautor

Alonso de Santos, Premio Castilla León de las Letras

Catalina del demonio, de Francisco Nieva, en Ediciones Irreverentes


Catalina del demonio es una obra transgresora, en la que Nieva juega con el sainete y la comedia de costumbres: aparece el típico estudiantón veterano, la frescura y la gracia canalla de los jóvenes estudiantes, la presencia de Catalina, amante tan ingenua como canalla; el envaramiento distante de la aristocrática Dolores. El contrapunto lo pone Gorro, el amado, el silencioso, el que a todos seduce con su propio misterio. Nieva distorsiona con maestría la atmósfera de obras como El árbol de la ciencia de Pío Baroja, o El hermano Juan de Unamuno. De la primera toma el ambiente estudiantil de la Facultad de Medicina de la calle de Atocha de Madrid; de la segunda, el personaje del hermano Juan. La convergencia de todos estos hechos lleva a Nieva a calificar su obra como un pastiche, aunque en realidad es un burdel; el burdel de la vida en que nos solazamos hoy con las mismas trapacerías e ingenuidades que hace un siglo, porque siguen vivos el expresionismo de Gutiérrez Solana, el costumbrismo distorsionado de Arniches, el Madrid de Galdós. Madrid es hoy un decorado de Galdós y sólo Nieva y unos pocos más han sabido darse cuenta. Los protagonistas, como es norma en Nieva, disfrutan perdiéndose por amor. Así hasta la muerte.
Francisco Nieva (Valdepeñas, 1924). En 1963 vive en Venecia, donde conoce el teatro experimental del “Living Theatre” y recibe el premio Polignac ex-aequo con Yehudi Menuhim y Nadia Boulanger. En España colabora con José Luis Alonso y Adolfo Marsillach. En 1971 publica su primera obra, “Es bueno no tener cabeza”. Posteriormente aparecen títulos como “Tórtola, crepúsculo y… telón”, “Pelo de tormenta”, “Coronada y el toro” y “Teatro furioso” y “Teatro de farsa y calamidad”. En 1976 triunfa con “Sombra y quimera de Larra”. En 1980 recibe el Premio Nacional de Teatro por la adaptación de la obra de Cervantes “Los baños de Argel”. En 1986 es elegido miembro de la Real Academia de la Lengua Española. Su versión de “Manuscrito encontrado en Zaragoza”, (Ediciones Irreverentes), le proporciona el Premio Nacional de Literatura Dramática, que recibe el mismo año que el Príncipe de Asturias. En 1996 recibe la Medalla de Oro de las Bellas Artes.
Entre sus novelas cabe destacar “Granada de las mil noches”, “Carne de Murciélago” y “La mutación del primo mentiroso”(Ediciones Irreverentes), por la que recibió el I Premio Ciudad Ducal de Loeches. ía Nacional de Teatro Clásico.
Más información